Google My Business, el servicio de promoción de negocios locales de Google, ha ido madurando y acumulando mejoras con los años hasta convertirse en un producto altamente sofisticado y de enorme utilidad para los negocios locales. Es una parte indispensable de una estrategia exitosa de SEO local.

En este artículo nos proponemos hacer un repaso de su funcionamiento y de cómo puede ayudar a los negocios locales a mejorar sus resultados comerciales.

¿Puedo poner mi negocio en Google My Business?

Cualquier negocio local con una sede física es apto para figurar en el directorio de Google My Business. Si se trata de un negocio con más de una localización, cada una de las sedes tendrá su propio espacio dentro de Google My Business.

¿Qué ocurre si llevamos nuestro negocio desde casa y no queremos que la gente sepa nuestra dirección?

Si no se tiene una sede física desde la que se atienda al público, pero sí que se realizan desplazamientos para prestar servicios a clientes, se trataría de lo que Google My Business denomina “Empresa de Servicios Locales”. Un ejemplo de este tipo de negocios serían el que podría tener un fontanero, una empresa de limpieza o una empresa de reparto. Este tipo de negocios también pueden figurar en Google My Business pero hay que estar atentos y seleccionar la opción de “Sí” cuando pregunten si “Ofrezco bienes y servicios en la ubicación de mis clientes.”

Ten en cuenta que, aunque tu empresa ofrezca servicios en un área geográfica amplia, sólo aparecerá como negocio local en el lugar desde donde opere.

Verificar tu dirección

Google pone especial cuidado en el proceso de verificación para asegurarse de que sólo negocios reales lleguen a figurar en el directorio.

Si tu negocio todavía no está en Google My Business, la manera más sencilla de empezar el proceso de verificación es buscarte en Google y ver si está ya indexado. Si lo está, aparecerán los datos que Google ya ha recogido por su cuenta sobre tu negocio (normalmente dirección y teléfono) y en la parte de abajo encontrarás un enlace (ver foto) en el que te preguntará ¿Eres el propietario de esta empresa?”. Es aconsejable no tener nuestra cuenta personal de Google activa en el momento de hacer click en el enlace, es mejor usar una cuenta de correo de negocio que tengamos o crear una específica para nuestro negocio en Gmail. De ese modo evitaremos mezclar las comunicaciones sobre el negocio y los emails personales.

No es un requisito el usar una cuenta de correo de tu negocio, pero hará todo mucho más fácil también a la hora de gestionar los accesos de tus empleados a la cuenta o de tus proveedores de servicios de marketing digital.

Si el teléfono que Google tiene asociado a tu negocio es correcto, puedes usarlo para verificar tu negocio dentro de la plataforma. Para ello te llamarán a ese mismo número y darán un PIN que luego deberás introducir en el formulario de alta.

Si no es posible realizar la verificación telefónica, Google te enviará una postal a la dirección de tu negocio con instrucciones para la verificación.

Información básica de negocio

Nombre, Dirección y Teléfono

Parece simple, pero es sorprendente la cantidad de propietarios de negocio que, o bien no prestan atención a que sus datos sean correctos, o bien piensan que pueden añadir algún detallito al nombre, por ejemplo, para tratar de optimizarlo para buscadores.

El nombre, dirección y teléfono son como la huella dactilar digital de tu negocio. Si los datos reales y los datos de Google My Business no coinciden, tanto Google como tus clientes se van a oler que tu negocio no es de fiar y, como consecuencia, vas a acabar perdiendo ventas.

  • No introduzcas palabras clave en el nombre de tu negocio. El nombre de tu negocio tiene que ser el real.
  • Introduce la misma dirección física que usas en tu página web que, por supuesto, tiene que ser la real.
  • Cuando introduzcas tu dirección, verás un mapa en el que marcará el punto donde se encuentra tu negocio. Comprueba que es correcto.

Categoría de negocio

Desde el punto de vista de los rankings en Google My Business, la categoría que selecciones es uno de los atributos más importantes. Presta especial atención a este paso y asegúrate de que la categoría y subcategorías que selecciones reflejen fielmente la realidad de tu negocio.

Google tiene miles de categorías predefinidas, basta con que empieces a teclear un nombre para que veas todas las sugerencias disponibles.

El consejo de Google sobre categorías es que se usen las mínimas indispensables y lo más específicas posibles.

Si te pasas un poco con la selección de categorías, es posible que Google elimine algunas. Siempre que escojas categorías que tengan una relación lógica, no tendrás problemas de ser considerado “spam”.

Página web

Google te va a pedir que asocies una página web con tu cuenta. Por supuesto, si dispones de una página web de negocio, es aconsejable usarla.

En cualquier caso, también se puede asociar la cuenta de Google My Business a otras páginas que tú consideres que son de utilidad para tus clientes (por ejemplo, tu perfil de El Tenedor en el caso de un restaurante).

Si tu negocio tiene distintas localizaciones, por ejemplo una cadena de tiendas, y tienes un sitio web con distintas páginas para cada localización, puedes asociar la cuenta a la página específica dedicada a cada sede.

Información de negocio secundaria

Una vez que hayas finalizado con la parte básica, es hora de pasar a la información secundaria que también tiene una gran importancia.

Fotos

Las imágenes son quizá el elemento más desatendido de los contenidos de Google My Business. Internet es un medio visual como demuestra el éxito de plataformas como Instagram o Pinterest. Las imágenes que publiquemos tendrán un peso importante en la decisión final sobre si visitar o no nuestro negocio. No solo el contenido de las fotos sino también la calidad y el profesionalismo con el que estén tomadas y editadas.

Las fotos son importantes también porque alimentan todo el ecosistema de Google alrededor de los negocios locales. Ocuparán un lugar protagonista en las tarjetas de que aparecen en los resultados de búsqueda del buscador y estarán presentes también en nuestro perfil de Google Maps.

Google My Business especifica una serie de características que las fotografías de negocio deben cumplir, es importante que las revises.

Horarios

Los horarios no tienen muchos misterios. Google ha mejorado mucho la manera que tiene de mostrarlos a lo largo de los últimos años y estarán siempre bien visibles para cualquier persona que busque información sobre tu negocio. La regla de oro es comprobar minuciosamente que están correctos.

Si cierras a mediodía o en días festivos puedes reflejarlo en tu cuenta.

Hay una cosa que los propietarios de negocio no pueden controlar sobre horarios y es que Google va a mostrar las horas a las que tu negocio está más o menos concurrido. Esto puede ser muy útil para potenciales clientes y puede no ser 100% preciso. Pero no hay nada que podamos hacer para influirlo.

La localización como factor de posicionamiento

Existe otro factor de posicionamiento sobre el que tampoco tenemos control: la proximidad de nuestro negocio al lugar desde el que el potencial cliente está realizando su búsqueda. Google va a dar prioridad a los negocios que se encuentren más cerca de la persona que busca.

A medida que la precisión con la que los teléfonos móviles determinan la posición ha ido aumentando, este factor ha ido ganando en importancia. Además, Google está volviéndose cada vez más preciso determinando la localización no sólo de smartphones sino también de ordenadores de sobremesa y portátiles de modo que la ubicación como factor de posicionamiento cuenta para cualquier aparato.

Google My Business Insights

Google proporciona una herramienta de medición y reporte de resultados como parte de Google My Business. Esta herramienta nos da una idea básica de cómo los clientes potenciales están descubriendo nuestro negocio e interactuando con él.

Google My Business Insights muestra el número de veces que nuestro negocio ha aparecido en las búsquedas y en Google Maps. Muestra también el número de clics en nuestra página web, las solicitudes de instrucciones para llegar y las llamadas que se han hecho.

Podemos saber también cuántos clientes nos han buscado directamente y cuántos nos han descubierto mientras exploraban la categoría en la que estamos englobados. Este último dato es especialmente relevante porque nos dará una buena indicación de lo bien (o mal) que está funcionando nuestra estrategia de SEO local.

La duplicidad de fichas, principal problema de Google My Business

El problema más común en Google My Business viene de la existencia de dos fichas de negocio duplicadas para el mismo negocio. Esto puede suponer un gran problema y debemos atajarlo cuanto antes.

El primer paso para identificar este problema es el de buscar nuestro negocio en Google Maps por su nombre. Obtendremos una lista completa de todos los negocios que respondan a este nombre o similar.

Si detectamos que hay más de una ficha para nuestro negocio, selecciona la que no sea verdadera y haz clic en el apartado de “Sugerir un cambio”. En el siguiente apartado activa la opción que dice que el lugar está “permanentemente cerrado” y selecciona la opción de duplicado.

El personal de Google revisará la ficha de negocio y aprobará o no el cambio. Si esto no surte efecto, pide a tus amigos y familiares que también hagan lo mismo para que Google se dé por enterado de que esa ficha no es correcta.

Google My Business, uno de los pilares del éxito en SEO local

Google My Business está recibiendo muchos recursos y protagonismo por parte de Google y esperamos que su importancia siga creciendo con los años. La plataforma es ahora más robusta y consolidada después de unos años de confusión en los que incluso cambió de nombre varias veces (Google Places for Business, Google + Local…).

Esperamos que en el futuro se incorporen funcionalidades para realizar reservas a través de la plataforma y para establecer comunicación entre clientes y negocio. Estaremos atentos a todos estos planes de futuro.

Resumen

  • Cuida especialmente la información básica de tu negocio como nombre, dirección y teléfono.
  • Elige con precisión la categoría a la que pertenece tu negocio.
  • Sube imágenes de calidad y, si no las tienes, valora la posibilidad de contratar a un fotógrafo profesional.
  • Revisa periódicamente tus resultados en Google My Business Insights.
  • Mantente al tanto de las novedades que Google va añadiendo a la plataforma para poder sacar partido de ellas.

 

Sígue Munxe en Redes Sociales

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe los últimos contenidos de Munxe Marketing Digital.

Te has suscrito con éxito

Pin It on Pinterest

Share This