Cómo potenciar el tráfico de tu blog corporativo

Cómo potenciar el tráfico de tu blog corporativo

Un blog corporativo es una herramienta de Content Marketing muy poderosa que puede ayudar a tu empresa o marca a establecer su autoridad en un campo determinado y a ganar visibilidad entre su público objetivo de un modo orgánico. La gran ventaja de un blog corporativo sobre las formas tradicionales de publicidad está en el hecho de que no se trata de publicidad. Un blog es, o debería ser, una fuente de información de calidad al que la gente interesada en un tema específico acuda para profundizar o resolver sus dudas.

De este modo, el contacto con tu público objetivo no se produce en el marco de un impacto publicitario no deseado, sino que el propio cliente potencial te ha buscado y se ha beneficiado de encontrar la respuesta a una pregunta o, simplemente, un contenido interesante.

Si ya has creado tu blog corporativo, ahora lo que quieres es incrementar el tráfico que recibe. En este artículo comparto algunas de las técnicas que han tenido un impacto muy positivo en el tráfico de los blogs corporativos que manejamos en Munxe.

Elige temas relevantes para tus posts

Tenemos que identificar las necesidades de la audiencia de nuestro blog -nuestro público objetivo- y crear posts con información que satisfaga esas necesidades.

Una de las maneras más efectivas de identificar temas interesantes es preguntarles directamente a nuestros clientes o a las personas de nuestra empresa que más contacto tengan con ellos como, por ejemplo, el departamento de atención al cliente o el equipo comercial. ¿Qué preguntas son las más frecuentes en el centro de atención telefónica? ¿Qué parte de nuestros productos o servicios genera más dudas?

Si sabemos qué preguntas se hacen nuestros públicos y creamos contenidos que respondan a esas preguntas, estaremos muy cerca del éxito y de conseguir un montón de tráfico de clientes potenciales.

Crea una estrategia de link building

Lo más importante son los contenidos, pero un empujoncito SEO para figurar en más búsquedas de Google no viene mal nunca. Una manera relativamente sencilla de darnos ese empujoncito es pedirles a otras empresas colaboradoras, proveedores o clientes que enlacen con nuestros contenidos para que Google nos identifique como una fuente de autoridad.

No hay que abusar de esta técnica porque puede volverse en nuestra contra si Google percibe que estamos cayendo en el spam. Tenemos que procurar que los enlaces entrantes a nuestro blog vengan de páginas que tengan algún tipo de relación temática, es decir, que sean enlaces que tengan sentido.

Crea una lista de envío por email

En Munxe nunca nos cansamos de decir que el email funciona. Es la mejor manera de mantener una relación repetida y continuada con esa parte de tu audiencia que está más interesada en tu área de conocimiento.

Para crear una lista de envío en nuestro blog debemos crear como mínimo un formulario de suscripción en nuestro blog. Una manera de echar a andar con nuestro newsletter es pedirles consentimiento a nuestros clientes, proveedores, amigos y familiares para incluirles en la lista de envío. Nos servirá para arrancar y también como caldo de cultivo para el crecimiento orgánico ya que estos suscriptores compartirán tus contenidos y los expondrán a un público mayor.

Aunque el propósito principal de un blog corporativo no debe ser comercial, el newsletter es un lugar ideal para incorporar de manera discreta información sobre servicios, es un espacio que se presta más a ello. Incluye también tu información de contacto para que cualquier cliente potencial sepa siempre cómo contactar.

Fomenta la colaboración de tu equipo

Los mejores contenidos en los blogs corporativos siempre vienen de la gente que más sabe sobre un tema. Por lo tanto, debes animar a los miembros de tu equipo a que escriban sobre las áreas de conocimiento que más dominen. Si tienes un departamento legal, pídeles que escriban artículos con una visión legal sobre los temas habituales de tu blog, si tienes un departamento de IT, anímales a que compartan trucos o tutoriales que tengan relación con el tema principal de tu blog.

Un ejemplo: si tienes un blog sobre energías renovables, tu departamento legal se puede encargar de crear artículos sobre la legislación sobre instalaciones doméstica, tu departamento de ingeniería sobre el rendimiento energético y tu CMO se puede encargar de los aspectos éticos o sociales subrayando los beneficios de la energía limpia.

La clave para el éxito es la calidad y la diversidad de los contenidos y para ello, debemos hacer que la creación de contenidos sea una responsabilidad compartida entre departamentos.

Conclusión

El content marketing es una carrera de fondo, como ya hemos comentado en este blog. Así que espera mucho trabajo duro y mucho ensayo y error con tu blog corporativo, en el medio y largo plazo empezarás a recoger los resultados. El blog corporativo ayudará a tu marca a reforzar su posición como autoridad dentro de tu campo, creará un contacto habitual con tus públicos existentes que reforzará tu imagen y ayudará a que nuevos públicos te descubran de manera natural.

Tweetdeck, la mejor herramienta de curación y descubrimiento de contenido

Tweetdeck, la mejor herramienta de curación y descubrimiento de contenido

Internet está lleno de contenidos útiles, el problema es que para encontrarlos tenemos que bucear en toneladas y toneladas de paja insustancial. Lo que se denomina en la jerga digital como ruido.

Por mucho que Google dedique cantidades colosales de recursos a mejorar su motor de búsqueda, sus resultados tienen mucho ruido. Por no hablar de las redes sociales, en las que el ruido alcanza un volumen ensordecedor.

Quizá el usuario medio pueda permitirse horas y horas de exploración sobre un tema en concreto hasta conseguir separar el grano de la paja. Pero si te dedicas a esto profesionalmente como content marketer o community manager o como dueño/a de pequeño negocio, lo mejor es que te pongas las pilas y uses herramientas que te ayuden a acelerar el proceso de curación y descubrimiento de contenidos y hacerlo más eficiente.

Si quieres saber, por ejemplo, cuáles son las tendencias en un sector determinado (desde la ingeniería aeroespacial hasta la literatura bielorrusa) la mejor opción para empezar es Twitter. La plataforma de microblogging sigue siendo imbatible a la hora de:

  • crear conversaciones globales (la información no se encuentra en silos como, por ejemplo, en Facebook)
  • atraer a los mayores expertos en cada sector (lo prefieren por su alcance, facilidad de uso e inmediatez)
  • conseguir reaccionar de manera inmediata a los acontecimientos (Twitter ha sustituido a la radio como medio al que acudir inmediatamente después de que algo suceda)

El problema es que Twitter, como todas las redes sociales, sufre de un problema de ruido. Cualquier búsqueda en Twitter nos devolverá un montón de resultados de cuentas que spamean etiquetas populares para ganar atención, o nos devolverá resultados de gente que pasaba por allí y ha hecho un comentario insustancial o tweets promocionales sin ningún tipo de valor.

Afortunadamente, Twitter nos ofrece una herramienta gratuita, Tweetdeck, llena de funcionalidades de filtrado y visualización de datos tan poderosas que parece mentira que sea gratis.

¿Qué es Tweetdeck?

Tweetdeck es una app de dashboard que fue creada en 2008 por el desarrollador Iain Dodsworth y comprada 3 años después por Twitter. Inicialmente, permitía la gestión de perfiles en distintas redes sociales, pero finalmente se enfocó totalmente en Twitter.

Tweetdeck consiste en una serie de columnas personalizables en las que podemos elegir ver nuestro timeline de Twitter, nuestras menciones, mensajes directos, tendencias, resultados de búsqueda, etiquetas o los tweets de un usuario determinado.

Una de las características más útiles de Tweetdeck como herramienta de curación y descubrimiento de contenidos es la capacidad para filtrar tweets por idioma, número de retweets o likes, por el autor del tweet o las menciones que incluya.

Tweetdeck es totalmente gratuito y puedes empezar a usarlo ya pinchando en este enlace y asociándolo a tu cuenta de Twitter.

Algunos trucos para sacarle todo el partido a Tweetdeck

A continuación, comparto algunos de los truquillos que he ido descubriendo sobre Tweetdeck a lo largo de varios años de uso:

Reorganiza tus columnas

En Tweetdeck todo está organizado en columnas y la mejor manera de no perdernos con tantos tweets es ordenarlas con algún tipo de orden, por ejemplo, por temática o por jerarquía de más a menos importante. Para reorganizarlas sólo tendremos que presionar y mantener el cursor sobre la columnita de puntos en la parte superior de cada columna y moverla a donde quieras (derecha o izquierda).

Como mover columnas en Tweedteck

Usa las colecciones de tweets

La inmediatez y la rapidez de Twitter también tiene su parte negativa, muchas veces nos encontramos con tweets que son auténticas obras de arte o que nos aportan una información especialmente útil pero que pronto se pierden en el océano de contenidos. Luego, cuando queremos recuperarlos, no recordamos quién los tuiteó o cuándo. Para no perder esos tweets, podemos incluirlos en Collections de Tweetdeck.

Cómo crear colecciones en Tweetdeck

Un ejemplo de uso de las Colecciones en Tweetdeck es recopilar los tweets que mejor han funcionado en nuestra cuenta para que nunca nos falte inspiración.

Vigila a la competencia

Tweetdeck te permite monitorizar cómo tu competencia está usando Twitter. Haz clic en su nombre de usuario y selecciona menciones para crear una columna con todas las menciones de su marca.

Como crear columna de menciones en Tweedeck

Conoce a tu audiencia local

Si tienes un negocio local o gestionas una marca que opera en un área geográfica determinada, puedes crear una columna de búsqueda limitada a un lugar. Por ejemplo, si eres un restaurante italiano en Ciudad Real, puedes crear una columna de búsqueda para el término “restaurante italiano” y limitarlo a Ciudad Real para saber qué conversaciones hay en tu ciudad sobre tu servicio. Así podrás unirte a las conversaciones si procede o descubrir tendencias que debas adoptar.

Programa tus tweets

Tweetdeck es una herramienta ideal para gestionar tu cuenta de Twitter porque te permite programar tus tweets con antelación. Tú sólo tienes que crearlos, escoger la fecha y la hora a la que sean publicados y ya está. Si empleas esta funcionalidad es muy aconsejable crear una columna con los tweets programados para que puedas saber cuántos te quedan en la recámara y poder volver a ellos para editarlos o borrarlos si procede.

Recibe una notificación de los perfiles que te interesen especialmente

Tweetdeck te permite activar notificaciones para enterarte cada vez que una cuenta publique un tweet. Esto puede resultar muy útil si queremos, por ejemplo, interactuar con una marca o usuario en particular y queremos, por tanto, estar al tanto cada vez que publique algo.

Para activar notificaciones de una cuenta, crea una columna con los tweets de esa cuenta, vete a los Settings en la esquina superior derecha y luego a Preferences, ahí podrás elegir el tipo de notificaciones que deseas y el formato.

Imagen que muestra cómo activar notificaciones en Tweetdeck

Para concluir

Twitter sigue siendo una de las plataformas más relevantes para negocios y consumidores, especialmente cuando se trata de reaccionar ante eventos y mantener conversaciones globales y directas entre marcas y usuarios. Con una herramienta como Tweetdeck podrás tener una visión global de todo lo que te interesa, eliminar el molesto ruido y mantenerte un pasito por delante de tus competidores en redes.

Los newsletter son los nuevos blogs

Los newsletter son los nuevos blogs

Escribir en un blog sobre el hecho de que los blogs ya no son lo que eran parece un poco paradójico, pero es cierto. La edad de oro de los blogs llegó allá por la segunda mitad de los 2000, cuando los smartphones todavía eran prototipos (el primer iPhone llegó en 2009), cuando Facebook y Twitter todavía eran startups y, sobre todo, cuando todavía conservábamos la capacidad de leer textos largos.

Recuerdo que, por aquel entonces, en 2008, creé mi primera página web y publiqué unas cuantas decenas de artículos sobre tecnología. Era una instalación WordPress (todavía sigo usándolo) y, casi desde el primer artículo, empezó a tener bastante tráfico desde Google e incluso tenía ¡comentarios de gente real!

Ah, los viejos tiempos en los que fuimos early adopters.

¿Por qué no ya no funcionan los blogs?

Ahora todo se ha vuelto más complicado. Prácticamente todas las técnicas que funcionaban antes ahora son historia.

Los lectores RSS que llevaban tráfico a muchos blogs y servían también como herramienta de descubrimiento se dejaron de usar poco a poco hasta que la desaparición de Google Reader les dio la puntilla.

Las redes sociales, que en principio servían como herramienta de promoción para blogs, pasaron a hundir el alcance orgánico de todos aquellos contenidos que no estuvieran alojados dentro de su propia plataforma. Facebook pasó de ser una generosa fuente de tráfico a ser un desierto en el que cualquier tipo de atención por parte del usuario se tiene que pagar a tocateja.

Y Google, aunque sigue siendo con mucha diferencia la mayor fuente de tráfico para blogs, va poco a poco encontrando más y más maneras de que encuentres lo que busques en la página de resultados sin que tengas que hacer click en los enlaces.

Los newsletter sí que funcionan

Lo único que no ha dejado nunca de funcionar ha sido el email. Y de ahí el título de este artículo: los newsletters se han convertido en los nuevos blogs. Más allá del newsletter como herramienta de marketing, su efectividad como vehículo de expresión para el blogger es Lo decía esta semana en Twitter, Benedict Evans al que conozco, precisamente gracias a su newsletter.

El email goza de muy buena salud a pesar de que es una de las formas de comunicación digital más antiguas. Según un estudio de Radicati Group, una empresa de investigación de mercados de Palo Alto:

“El uso del email sigue creciendo incluso mientras otros métodos de comunicación interpersonal como la mensajería instantánea, las redes sociales o el chat están obteniendo una fuerte adopción.”

Así que, una estrategia que funciona si tienes algo que contar es crear un newsletter. Con paciencia y esfuerzo, irás construyendo una audiencia. Y lo harás con la tranquilidad que da saber que tu tráfico no va a desaparecer de la noche a la mañana por una decisión ejecutiva tomada en un despacho de Silicon Valley.

La sofisticación de los newsletters

Una señal de la popularidad de los newsletters es su creciente sofisticación. Si en un principio, un blog se limitaba a mandar una lista de enlaces a artículos, hoy en día los newsletters se han convertido en piezas independientes que tienen valor por sí mismas llegando al límite de que algunos incluso no tienen ninguna publicación web por detrás en la que apoyarse.

Los newsletters de curación de contenidos en los que una persona se dedica a seleccionar los mejores contenidos para que los tengas listos, comentados y ordenados en tu bandeja de entrada son ya un género en sí mismos.

Los newsletters de actualidad también llevan un camino parecido y cada vez más tienen un lenguaje y unos contenidos propios distintos a los del periódico digital.

Y a través de donaciones y de publicidad, los newsletter están encontrando la manera de monetizar sus contenidos y de alcanzar una sostenibilidad que los blogs nunca llegaron a alcanzar.

Con los podcasts pasa algo muy parecido, pero eso es tema para otro post.

Algunos newsletter a los que estoy suscrito, su temática e idioma:

Benedict Evans – Noticias de tecnología (inglés)

Avinash Kaushik – Marketing y Analytics (inglés)

Thomas Baekdal – Marketing y medios (inglés)

Antonio Ortiz – Actualidad y cultura (español)

La Voz de Galicia – Noticias por sección y localización (español)

Adios a las redes sociales: el caso Lush

Adios a las redes sociales: el caso Lush

Durante años hemos visto como los algoritmos de Facebook, Twitter, Instagram iban poco a poco limitando el alcance orgánico de los perfiles de marca en sus plataformas. Esta semana, algo insólito ha sucedido, una gran empresa se ha rebelado y ha decidido abandonar las redes sociales. Se trata de la firma de cosméticos Lush.

La revuelta contra el algoritmo ha comenzado

“De manera creciente, las redes sociales están haciendo más y más duro poder hablar entre nosotros directamente. Estamos cansados de luchar contra los algoritmos, y no queremos pagar por aparecer en tu newsfeed. Así que hemos decidido decir adiós a algunos de nuestros canales sociales y abrir una conversación entre tú y nosotros en su lugar”.

Así anunció la noticia Lush UK en, precisamente, un post en Instagram.

Lush nos cuenta en el mismo post que su idea es enfocarse en sus propiedades digitales (un tema que ya traté en otro post “Espacios alquilados vs Espacios en propiedad en Marketing Digital”). Es decir, que potenciará la comunicación con sus públicos a través de su web.

¿Marcará tendencia?

El alcance orgánico lleva años muriendo y muchas empresas se sienten frustradas después de invertir muchos recursos y mucho tiempo en construir presencias digitales que, hoy en día, no generan apenas interacción. A pesar de que el número de seguidores de Lush UK en redes no está nada mal (570,000 seguidores en Instagram, 405,000 en Facebook y 202,000 en Twitter), la empresa ha decidido cortar por lo sano.

No creo que vayamos a ver un éxodo de empresas abandonando las redes sociales. Sin embargo, el caso de Lush sí podría ser el síntoma de que algo está empezando a cambiar en la industria. La incertidumbre que generan los continuos cambios en los algoritmos y la incapacidad para comprobar el ROI de la inversión publicitaria podrían ir haciendo mella en la confianza de las empresas en las redes sociales.

Da la impresión de que las grandes plataformas de redes sociales están apretando las tuercas de los anunciantes todo lo que pueden, negándoles cualquier tipo de interacción que no sea pagada. Pero la avaricia rompe el saco y esto podría llevar a que algunas optasen por gastar su dinero en otros canales.

Cómo comprimir tus imágenes y reducir el tiempo de carga de tu web

Cómo comprimir tus imágenes y reducir el tiempo de carga de tu web

El tiempo que una página web tarda en cargar cuenta como factor de ranking en Google. Esto lo sabemos desde hace tiempo, primero sólo aplicaba a los resultados desde ordenadores y desde 2018 pasó a aplicarse también a las búsquedas hechas desde móviles.

Google ha informado de que esta medida está surtiendo efecto y que desde 2018 se están experimentando mejoras en la velocidad de carga de las páginas a nivel global. Esto da una idea de la influencia que Google tiene sobre Internet y su ecosistema web.

Los tiempos de carga web se han reducido a nivel mundial

Algunos datos que da Google sobre las mejores en velocidad de carga en el mundo:

  • 95% de los países han reducido su tiempo de carga medio.
  • Cuando una web es lenta, los usuarios tienen más probabilidad de abandonar la visita. El porcentaje de abandono ha bajado en un 20% a nivel global.
  • El tercio de páginas más lentas de Internet ha experimentado mejores de velocidad de un 15% en 2018 mientras que en 2017 se había quedado igual.

Como vemos, el ecosistema web se está haciendo más rápido. Y esto significa que, si gestionas una página web, tienes que mejorar tu tiempo de carga.

Google Page Speed Insights, la herramienta clave para optimizar velocidad de carga

Afortunadamente, Google ofrece la herramienta más completa de diagnóstico de velocidad de carga de manera gratuita: Google Page Speed Insights.

El problema con las pautas que te da Google Speed Insights es que muchas de ellas son muy técnicas y, si no tienes una formación en tecnologías web, te van a ser difíciles de entender y mucho más de poner en práctica.

Si tienes un sitio WordPress, existen plugins gratuitos que hacen el trabajo por ti con unos pocos clics, como W3 Total Cache, Autoptimize o WP Smush It.

Pero hay una medida que podemos tomar sin tener que instalarnos ningún plugin y que nos ayudará a que nuestro sitio cargue mucho más rápido: reducir el tamaño de nuestras imágenes.

Hubo una época -no tanto tiempo atrás- en la que yo mismo descargaba alegremente imágenes de los directorios de imágenes gratuitas como Pixabay o Unsplash escogiendo el tamaño más grande ¡la imagen original! Y luego la subía mi sitio web tal cual pensando que ya se encargaría WordPress de optimizarla. Pues bien, gran error. Si publicas un artículo con una imagen que pesa 2 megas ¡sorpresa! Todos los usuarios que visiten el artículo tendrán que esperar pacientemente a que la imagen se descargue. Dependiendo de la velocidad de la conexión, estos 2 megas se pueden traducir en varios segundos de espera y, en muchos casos, pueden provocar que el visitante pierda la paciencia y abandone la visita.

Cómo comprimir fácilmente nuestras imágenes para web

Para evitar esto, tenemos que asegurarnos de que:

  1. La imagen tiene las dimensiones correctas.
    Una imagen de perfil de un autor que va a aparecer al pie de página no necesita tener 3000 píxeles de ancho, por lo tanto, debemos ajustar el tamaño de la imagen al espacio que va a ocupar dentro de la página.
  2. Y de que la imagen está comprimida para reducir su “peso”.
    Aunque el tamaño en píxeles de la imagen esté optimizado, nos queda reducir el, por llamarlo de alguna manear, “peso” de la imagen, es decir la cantidad de kylobites de memoria que ocupa el archivo. Para reducir el “peso” debemos comprimir la imagen todo lo que podamos sin que la calidad de la imagen se vea demasiado afectada.

Para terminar te aconsejo dos sitios que uso a diario para reducir el tamaño de mis imágenes tanto en píxeles como kylobites y prepararlas así para su publicación en la web. Se trata de Squoosh, quizá el que más uso porque te permite ver en tiempo real cómo quedará la imagen final y Tiny PNG, que tiene la ventaja de que puedes convertir varias imágenes a la vez.

La reducción del tamaño de las imágenes en la web no cuesta demasiado en términos prácticos y tiene un gran impacto positivo en la velocidad de carga y por lo tanto también en el SEO. Así que ya sabes ¡a comprimir imágenes!

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de suscribirte al Newsletter de Munxe Marketing Digital. Es gratis y viene cargado de información y novedades sobre márketing digital. Sigue este enlace para suscribirte.

Pin It on Pinterest