Cómo potenciar el tráfico de tu blog corporativo

Cómo potenciar el tráfico de tu blog corporativo

Un blog corporativo es una herramienta de Content Marketing muy poderosa que puede ayudar a tu empresa o marca a establecer su autoridad en un campo determinado y a ganar visibilidad entre su público objetivo de un modo orgánico. La gran ventaja de un blog corporativo sobre las formas tradicionales de publicidad está en el hecho de que no se trata de publicidad. Un blog es, o debería ser, una fuente de información de calidad al que la gente interesada en un tema específico acuda para profundizar o resolver sus dudas.

De este modo, el contacto con tu público objetivo no se produce en el marco de un impacto publicitario no deseado, sino que el propio cliente potencial te ha buscado y se ha beneficiado de encontrar la respuesta a una pregunta o, simplemente, un contenido interesante.

Si ya has creado tu blog corporativo, ahora lo que quieres es incrementar el tráfico que recibe. En este artículo comparto algunas de las técnicas que han tenido un impacto muy positivo en el tráfico de los blogs corporativos que manejamos en Munxe.

Elige temas relevantes para tus posts

Tenemos que identificar las necesidades de la audiencia de nuestro blog -nuestro público objetivo- y crear posts con información que satisfaga esas necesidades.

Una de las maneras más efectivas de identificar temas interesantes es preguntarles directamente a nuestros clientes o a las personas de nuestra empresa que más contacto tengan con ellos como, por ejemplo, el departamento de atención al cliente o el equipo comercial. ¿Qué preguntas son las más frecuentes en el centro de atención telefónica? ¿Qué parte de nuestros productos o servicios genera más dudas?

Si sabemos qué preguntas se hacen nuestros públicos y creamos contenidos que respondan a esas preguntas, estaremos muy cerca del éxito y de conseguir un montón de tráfico de clientes potenciales.

Crea una estrategia de link building

Lo más importante son los contenidos, pero un empujoncito SEO para figurar en más búsquedas de Google no viene mal nunca. Una manera relativamente sencilla de darnos ese empujoncito es pedirles a otras empresas colaboradoras, proveedores o clientes que enlacen con nuestros contenidos para que Google nos identifique como una fuente de autoridad.

No hay que abusar de esta técnica porque puede volverse en nuestra contra si Google percibe que estamos cayendo en el spam. Tenemos que procurar que los enlaces entrantes a nuestro blog vengan de páginas que tengan algún tipo de relación temática, es decir, que sean enlaces que tengan sentido.

Crea una lista de envío por email

En Munxe nunca nos cansamos de decir que el email funciona. Es la mejor manera de mantener una relación repetida y continuada con esa parte de tu audiencia que está más interesada en tu área de conocimiento.

Para crear una lista de envío en nuestro blog debemos crear como mínimo un formulario de suscripción en nuestro blog. Una manera de echar a andar con nuestro newsletter es pedirles consentimiento a nuestros clientes, proveedores, amigos y familiares para incluirles en la lista de envío. Nos servirá para arrancar y también como caldo de cultivo para el crecimiento orgánico ya que estos suscriptores compartirán tus contenidos y los expondrán a un público mayor.

Aunque el propósito principal de un blog corporativo no debe ser comercial, el newsletter es un lugar ideal para incorporar de manera discreta información sobre servicios, es un espacio que se presta más a ello. Incluye también tu información de contacto para que cualquier cliente potencial sepa siempre cómo contactar.

Fomenta la colaboración de tu equipo

Los mejores contenidos en los blogs corporativos siempre vienen de la gente que más sabe sobre un tema. Por lo tanto, debes animar a los miembros de tu equipo a que escriban sobre las áreas de conocimiento que más dominen. Si tienes un departamento legal, pídeles que escriban artículos con una visión legal sobre los temas habituales de tu blog, si tienes un departamento de IT, anímales a que compartan trucos o tutoriales que tengan relación con el tema principal de tu blog.

Un ejemplo: si tienes un blog sobre energías renovables, tu departamento legal se puede encargar de crear artículos sobre la legislación sobre instalaciones doméstica, tu departamento de ingeniería sobre el rendimiento energético y tu CMO se puede encargar de los aspectos éticos o sociales subrayando los beneficios de la energía limpia.

La clave para el éxito es la calidad y la diversidad de los contenidos y para ello, debemos hacer que la creación de contenidos sea una responsabilidad compartida entre departamentos.

Conclusión

El content marketing es una carrera de fondo, como ya hemos comentado en este blog. Así que espera mucho trabajo duro y mucho ensayo y error con tu blog corporativo, en el medio y largo plazo empezarás a recoger los resultados. El blog corporativo ayudará a tu marca a reforzar su posición como autoridad dentro de tu campo, creará un contacto habitual con tus públicos existentes que reforzará tu imagen y ayudará a que nuevos públicos te descubran de manera natural.

Tweetdeck, la mejor herramienta de curación y descubrimiento de contenido

Tweetdeck, la mejor herramienta de curación y descubrimiento de contenido

Internet está lleno de contenidos útiles, el problema es que para encontrarlos tenemos que bucear en toneladas y toneladas de paja insustancial. Lo que se denomina en la jerga digital como ruido.

Por mucho que Google dedique cantidades colosales de recursos a mejorar su motor de búsqueda, sus resultados tienen mucho ruido. Por no hablar de las redes sociales, en las que el ruido alcanza un volumen ensordecedor.

Quizá el usuario medio pueda permitirse horas y horas de exploración sobre un tema en concreto hasta conseguir separar el grano de la paja. Pero si te dedicas a esto profesionalmente como content marketer o community manager o como dueño/a de pequeño negocio, lo mejor es que te pongas las pilas y uses herramientas que te ayuden a acelerar el proceso de curación y descubrimiento de contenidos y hacerlo más eficiente.

Si quieres saber, por ejemplo, cuáles son las tendencias en un sector determinado (desde la ingeniería aeroespacial hasta la literatura bielorrusa) la mejor opción para empezar es Twitter. La plataforma de microblogging sigue siendo imbatible a la hora de:

  • crear conversaciones globales (la información no se encuentra en silos como, por ejemplo, en Facebook)
  • atraer a los mayores expertos en cada sector (lo prefieren por su alcance, facilidad de uso e inmediatez)
  • conseguir reaccionar de manera inmediata a los acontecimientos (Twitter ha sustituido a la radio como medio al que acudir inmediatamente después de que algo suceda)

El problema es que Twitter, como todas las redes sociales, sufre de un problema de ruido. Cualquier búsqueda en Twitter nos devolverá un montón de resultados de cuentas que spamean etiquetas populares para ganar atención, o nos devolverá resultados de gente que pasaba por allí y ha hecho un comentario insustancial o tweets promocionales sin ningún tipo de valor.

Afortunadamente, Twitter nos ofrece una herramienta gratuita, Tweetdeck, llena de funcionalidades de filtrado y visualización de datos tan poderosas que parece mentira que sea gratis.

¿Qué es Tweetdeck?

Tweetdeck es una app de dashboard que fue creada en 2008 por el desarrollador Iain Dodsworth y comprada 3 años después por Twitter. Inicialmente, permitía la gestión de perfiles en distintas redes sociales, pero finalmente se enfocó totalmente en Twitter.

Tweetdeck consiste en una serie de columnas personalizables en las que podemos elegir ver nuestro timeline de Twitter, nuestras menciones, mensajes directos, tendencias, resultados de búsqueda, etiquetas o los tweets de un usuario determinado.

Una de las características más útiles de Tweetdeck como herramienta de curación y descubrimiento de contenidos es la capacidad para filtrar tweets por idioma, número de retweets o likes, por el autor del tweet o las menciones que incluya.

Tweetdeck es totalmente gratuito y puedes empezar a usarlo ya pinchando en este enlace y asociándolo a tu cuenta de Twitter.

Algunos trucos para sacarle todo el partido a Tweetdeck

A continuación, comparto algunos de los truquillos que he ido descubriendo sobre Tweetdeck a lo largo de varios años de uso:

Reorganiza tus columnas

En Tweetdeck todo está organizado en columnas y la mejor manera de no perdernos con tantos tweets es ordenarlas con algún tipo de orden, por ejemplo, por temática o por jerarquía de más a menos importante. Para reorganizarlas sólo tendremos que presionar y mantener el cursor sobre la columnita de puntos en la parte superior de cada columna y moverla a donde quieras (derecha o izquierda).

Como mover columnas en Tweedteck

Usa las colecciones de tweets

La inmediatez y la rapidez de Twitter también tiene su parte negativa, muchas veces nos encontramos con tweets que son auténticas obras de arte o que nos aportan una información especialmente útil pero que pronto se pierden en el océano de contenidos. Luego, cuando queremos recuperarlos, no recordamos quién los tuiteó o cuándo. Para no perder esos tweets, podemos incluirlos en Collections de Tweetdeck.

Cómo crear colecciones en Tweetdeck

Un ejemplo de uso de las Colecciones en Tweetdeck es recopilar los tweets que mejor han funcionado en nuestra cuenta para que nunca nos falte inspiración.

Vigila a la competencia

Tweetdeck te permite monitorizar cómo tu competencia está usando Twitter. Haz clic en su nombre de usuario y selecciona menciones para crear una columna con todas las menciones de su marca.

Como crear columna de menciones en Tweedeck

Conoce a tu audiencia local

Si tienes un negocio local o gestionas una marca que opera en un área geográfica determinada, puedes crear una columna de búsqueda limitada a un lugar. Por ejemplo, si eres un restaurante italiano en Ciudad Real, puedes crear una columna de búsqueda para el término “restaurante italiano” y limitarlo a Ciudad Real para saber qué conversaciones hay en tu ciudad sobre tu servicio. Así podrás unirte a las conversaciones si procede o descubrir tendencias que debas adoptar.

Programa tus tweets

Tweetdeck es una herramienta ideal para gestionar tu cuenta de Twitter porque te permite programar tus tweets con antelación. Tú sólo tienes que crearlos, escoger la fecha y la hora a la que sean publicados y ya está. Si empleas esta funcionalidad es muy aconsejable crear una columna con los tweets programados para que puedas saber cuántos te quedan en la recámara y poder volver a ellos para editarlos o borrarlos si procede.

Recibe una notificación de los perfiles que te interesen especialmente

Tweetdeck te permite activar notificaciones para enterarte cada vez que una cuenta publique un tweet. Esto puede resultar muy útil si queremos, por ejemplo, interactuar con una marca o usuario en particular y queremos, por tanto, estar al tanto cada vez que publique algo.

Para activar notificaciones de una cuenta, crea una columna con los tweets de esa cuenta, vete a los Settings en la esquina superior derecha y luego a Preferences, ahí podrás elegir el tipo de notificaciones que deseas y el formato.

Imagen que muestra cómo activar notificaciones en Tweetdeck

Para concluir

Twitter sigue siendo una de las plataformas más relevantes para negocios y consumidores, especialmente cuando se trata de reaccionar ante eventos y mantener conversaciones globales y directas entre marcas y usuarios. Con una herramienta como Tweetdeck podrás tener una visión global de todo lo que te interesa, eliminar el molesto ruido y mantenerte un pasito por delante de tus competidores en redes.

Los newsletter son los nuevos blogs

Los newsletter son los nuevos blogs

Escribir en un blog sobre el hecho de que los blogs ya no son lo que eran parece un poco paradójico, pero es cierto. La edad de oro de los blogs llegó allá por la segunda mitad de los 2000, cuando los smartphones todavía eran prototipos (el primer iPhone llegó en 2009), cuando Facebook y Twitter todavía eran startups y, sobre todo, cuando todavía conservábamos la capacidad de leer textos largos.

Recuerdo que, por aquel entonces, en 2008, creé mi primera página web y publiqué unas cuantas decenas de artículos sobre tecnología. Era una instalación WordPress (todavía sigo usándolo) y, casi desde el primer artículo, empezó a tener bastante tráfico desde Google e incluso tenía ¡comentarios de gente real!

Ah, los viejos tiempos en los que fuimos early adopters.

¿Por qué no ya no funcionan los blogs?

Ahora todo se ha vuelto más complicado. Prácticamente todas las técnicas que funcionaban antes ahora son historia.

Los lectores RSS que llevaban tráfico a muchos blogs y servían también como herramienta de descubrimiento se dejaron de usar poco a poco hasta que la desaparición de Google Reader les dio la puntilla.

Las redes sociales, que en principio servían como herramienta de promoción para blogs, pasaron a hundir el alcance orgánico de todos aquellos contenidos que no estuvieran alojados dentro de su propia plataforma. Facebook pasó de ser una generosa fuente de tráfico a ser un desierto en el que cualquier tipo de atención por parte del usuario se tiene que pagar a tocateja.

Y Google, aunque sigue siendo con mucha diferencia la mayor fuente de tráfico para blogs, va poco a poco encontrando más y más maneras de que encuentres lo que busques en la página de resultados sin que tengas que hacer click en los enlaces.

Los newsletter sí que funcionan

Lo único que no ha dejado nunca de funcionar ha sido el email. Y de ahí el título de este artículo: los newsletters se han convertido en los nuevos blogs. Más allá del newsletter como herramienta de marketing, su efectividad como vehículo de expresión para el blogger es Lo decía esta semana en Twitter, Benedict Evans al que conozco, precisamente gracias a su newsletter.

El email goza de muy buena salud a pesar de que es una de las formas de comunicación digital más antiguas. Según un estudio de Radicati Group, una empresa de investigación de mercados de Palo Alto:

“El uso del email sigue creciendo incluso mientras otros métodos de comunicación interpersonal como la mensajería instantánea, las redes sociales o el chat están obteniendo una fuerte adopción.”

Así que, una estrategia que funciona si tienes algo que contar es crear un newsletter. Con paciencia y esfuerzo, irás construyendo una audiencia. Y lo harás con la tranquilidad que da saber que tu tráfico no va a desaparecer de la noche a la mañana por una decisión ejecutiva tomada en un despacho de Silicon Valley.

La sofisticación de los newsletters

Una señal de la popularidad de los newsletters es su creciente sofisticación. Si en un principio, un blog se limitaba a mandar una lista de enlaces a artículos, hoy en día los newsletters se han convertido en piezas independientes que tienen valor por sí mismas llegando al límite de que algunos incluso no tienen ninguna publicación web por detrás en la que apoyarse.

Los newsletters de curación de contenidos en los que una persona se dedica a seleccionar los mejores contenidos para que los tengas listos, comentados y ordenados en tu bandeja de entrada son ya un género en sí mismos.

Los newsletters de actualidad también llevan un camino parecido y cada vez más tienen un lenguaje y unos contenidos propios distintos a los del periódico digital.

Y a través de donaciones y de publicidad, los newsletter están encontrando la manera de monetizar sus contenidos y de alcanzar una sostenibilidad que los blogs nunca llegaron a alcanzar.

Con los podcasts pasa algo muy parecido, pero eso es tema para otro post.

Algunos newsletter a los que estoy suscrito, su temática e idioma:

Benedict Evans – Noticias de tecnología (inglés)

Avinash Kaushik – Marketing y Analytics (inglés)

Thomas Baekdal – Marketing y medios (inglés)

Antonio Ortiz – Actualidad y cultura (español)

La Voz de Galicia – Noticias por sección y localización (español)

25 ideas para redes sociales de restaurantes

25 ideas para redes sociales de restaurantes

Te has propuesto publicar algo en redes sociales sobre tu restaurante todos los días. Empiezas con muchas ideas y con muchas ganas publicando incluso dos veces al día. Pero al cabo de una semana empiezas a notar que se te acaban las ideas, que ya has hablado de tu plato estrella, que ya ha pasado esa fiesta (navidad, carnaval…) que te había dado tanto juego… Empiezas a tener problemas para lo que el experto en marketing Guy Kawasaki llama “alimentar al monstruo de los contenidos”.

Como Content Marketer que crea contenidos en redes para diversos clientes de restauración, sé como te sientes. Y como he estado tantas veces en esa situación, voy a compartir contigo la lista de ideas que me ayudan a desatascar mi creatividad y a encontrar contenidos tan frescos como tus lechugas cada día.

Esta lista es una herramienta de trabajo para mí y me ha servido bien durante años. Si quieres imprimirla aquí te la dejo en PDF.

Mis 25 ideas para contenidos en redes sociales para restaurantes

1. El plato del día

Comparte fotografías de calidad de tus platos, poniendo el foco en uno en concreto cada vez.

Deja que tus platos hablen por sí mismos y sean las estrellas.

En un restaurante, los platos tienen que ser los protagonistas. Si sirves la mejor hamburguesa de la ciudad, enséñala. Eso sí, cuida muy bien el modo en el que enseñas tu plato. Asegúrate de que tu plato luce bien, cuida el encuadre y la iluminación e invierte un poco de dinero en una cámara decente o, si el presupuesto lo permite, en fotografía profesional. La comida entra primero por los ojos, eso es algo que ya sabes como profesional de la restauración, y esa máxima se cumple todavía más en un medio tan visual como las redes sociales.

2. El menú del día

Informa con frecuencia sobre los platos que incluye el menú del día.

Presume de menú del día

Si tu restaurante ofrece menú del día, ese es un post que no puede faltar en tus perfiles sociales. Puedes publicarlo incluso a diario. Monta una mesa con los platos que vas a ofrecer ese día y toma una buena foto o, si no tienes tiempo, al menos informa de los platos que integran el menú ese día. Tus clientes sabrán de antemano lo que ofreces y tendrán un incentivo para seguirte en redes sociales.

3. Enfócate en tus ingredientes

Pon el foco sobre tus ingredientes y cuenta su historia.

Tus ingredientes: sin ellos no habría restaurante.

Tus clientes tienen que saber que utilizas ingredientes de calidad. Si usas mozzarella de búfala, enséñala. Si usas ternera de Kobe para tus hamburguesas, enséñala. Si usas bacalao de Islandia para tus croquetas, que se vea. Y de paso informa sobre el producto ¿por qué es tan apreciado? ¿cuál es su historia?

4. Presenta a tu equipo

La restauración es un trabajo en equipo y a todo el mundo le gusta ver a un buen equipo en acción.

Presenta a tu equipo (si ellos están de acuerdo claro) y deja que la gente vea el esfuerzo y la dedicación que hay detrás de esos platos tan ricos que ofreces en tu carta. Felicita las navidades con una gran foto de equipo brindando, crea una publicación presentando a cada miembro uno por uno, sus motivaciones, su experiencia, su especialidad. Incluso puedes dejar que sean ellos/as mismos los que se presenten en un vídeo. En mi experiencia, es un tipo de contenido al que los seguidores reaccionan muy bien porque le pone una cara humana a algo que la gente desde fuera ve tan solo como otro negocio más.

Además, tiene el valor añadido de que ayuda a que los miembros del equipo se sientan valorados y reconocidos.

5. Presenta a tus clientes

Seguro que en el día a día de tu restaurante has desarrollado relaciones personales con tus clientes hasta el punto de que a algunos de ellos los puedes llamar amigos. Si tienes clientes que están enamorados de tu restaurante y que lo quieren gritar a los cuatro vientos, pregúntales si quieren salir en tus redes sociales, te sorprenderá comprobar que muchos de ellos estarán encantados.

Tus clientes son tus mejores embajadores.

Este tipo de publicaciones aportan una dosis de credibilidad extra porque son personas particulares las que hablan bien y recomiendan el restaurante.

6. Promueve los contenidos de tus clientes

También tenemos que estar muy atentos a los contenidos que nuestros clientes publiquen sobre el restaurante en sus perfiles personales.

Los clientes son una fuente de contenidos muy valiosos

Si alguien comparte una gran foto de su cena o comenta lo bueno que estaba todo, compártelo. Como hemos dicho antes, la credibilidad que nos da la opinión objetiva de un cliente es imbatible.

Para enterarnos de las publicaciones relacionadas con el restaurante tenemos que monitorizar las menciones en redes sociales y también resulta útil crear una alerta con el nombre de nuestro negocio en Google Alerts, una herramienta que nos avisará cada vez que se publique algo sobre el restaurante en la red.

7. Comparte las reseñas positivas

Esto conecta mucho con el punto anterior, si alguien nos deja una gran reseña, bien escrita y muy positiva, debemos compartirla.

Una idea para hacer que luzca bien, crea una imagen con el texto, es muy fácil y hay herramientas que te permiten crearla sin tener que abrir Photoshop o ningún otro programa (Canva, Adobe Spark, Pablo by Buffer).

8. Vídeos

El vídeo es uno de los formatos que mejor funcionan en redes sociales y, por lo tanto, no debería faltar en tus perfiles sociales.

Un consejo, no te obsesiones con la calidad. Para empezar a crear vídeos, tan solo necesitas tu smartphone y un poco de creatividad. Por supuesto, si quieres apostar por el formato, también puedes aprender a montar tus propios vídeos e invertir en una buena cámara y herramientas de edición.

El vídeo da mucho juego: tu camarero haciendo un cóctel, tu repostero dando los últimos retoques a una tarta, tu chef presentando un nuevo plato… Verás que el alcance y la respuesta que generan hará que valga la pena el trabajo extra que requieren.

9. Anuncia las novedades

¿Has añadido un nuevo plato a tu carta? Compártelo. ¿Vas a empezar a abrir una hora antes todos los días? Compártelo. ¿Ha llegado un nuevo miembro al equipo? Compártelo. Cada vez que ocurra algo nuevo, compártelo. A todos nos gusta ser los primeros en enterarnos de las novedades y será un incentivo más para que tus clientes te sigan en redes.

Tus clientes deben estar siempre informados.

10. Recetas

No tengas miedo a compartir tus secretos.

Enseña a tus seguidores cómo preparas tus platos estrella, que vean el cariño y el esfuerzo que pones en cada plato. Lo bueno que tiene compartir tus recetas tanto en formato vídeo como en texto, es que es un tipo de contenido con mucho potencial para ser visto por una audiencia más amplia que entrará en contacto con tu restaurante y que pueden acabar convirtiéndose en clientes.

No tengas miedo de compartir tus secretos.

La gente busca recetas en Google, la gente comparte recetas en Facebook e Instagram, el potencial de alcance de este tipo de contenidos es enorme. Y no tengas miedo de que otros vayan a copiarte, porque pasa todo lo contrario, enseñar el modo en el que hacemos las cosas anima a la gente a conocernos mejor y a confiar más en nosotros.

11. Maridaje

Si sabes que un determinado vino va muy bien con un determinado plato, no te guardes esa información.

Pan, salchichón y vino. Básicos tradicionales que combinan bien.

Si sabes que tu pizza Margherita está buenísima con una cerveza de la casa, compártelo. Si sabes que tu postre estrella combina a las mil maravillas con ese licor que traes de Francia, deja que todo el mundo lo sepa. Descubre combinaciones y compártelas. Estarás ayudando a la gente a descubrir cosas nuevas, a disfrutar de los productos que ofreces y, además estarás practicando el cross-selling. Todos ganamos.

12. Atento a las preguntas

¿Servís a domicilio? ¿Abrís los lunes? Las redes sociales actúan como una especie de servicio de atención al cliente y tenemos que estar atentos a responder a las preguntas que nos vayan haciendo. Facebook informa del tiempo de respuesta de cada página y asigna un distintivo a aquellas que responden con rapidez. Debemos ganarnos este distintivo. Los negocios que responden inspiran más confianza y demuestran que se preocupan por sus clientes, no dejes pasar los mensajes por alto.

Responde a todas las dudas.

13. Celebra tu cultura

Si tu restaurante ofrece gastronomía de un lugar determinado, celebra la cultura de ese lugar. Muestra lugares bonitos, comparte vídeos, informa sobre eventos, conviértete en un referente cultural de ese lugar cuya gastronomía es la base de tu negocio. Y si tu restaurante es más ecléctico y mezcla varias influencias, explícalas. Y si ofreces comida española, habla del origen de cada plato y de sus variantes por regiones. La gastronomía es cultura y la cultura nos dará mucho juego a la hora de generar contenidos de calidad para nuestro negocio.

14. Felicita las fiestas

Póntelo como un mandamiento, en redes sociales “santificarás las fiestas”. Especial mención a la navidad, momento del año que da mucho juego (nochebuena, fin de año, reyes) y no te olvides de otras fiestas paganas como el Black Friday (puedes preparar una pequeña promoción para unirte al espíritu festivo). Anota en tu calendario todas las fechas clave del año y no pierdas nunca la ocasión de felicitar.

A todos nos gusta que nos feliciten.

15. Adáptate al clima

La llegada de las estaciones es un momento ideal para hablar de aquellos platos de tu carta que más tienen que ver con un clima determinado o aquellos que usen ingredientes de temporada. Que viene el invierno y aprieta el frío, presenta tus deliciosas sopas, que llega el verano y el calorazo, presenta tus cremas frías, que llega el otoño y las castañas, presenta tu tarta marrón glazé. En fin, tú ya me entiendes.

Otoño y calabaza, siempre de la mano.

16. Recuerda cómo se puede reservar, pedir a domicilio…

Recuérdales a tus clientes toda la información práctica de tu negocio ¿se puede reservar por teléfono? ¿mediante una aplicación móvil? ¿hacéis entregas a domicilio? Esto también servirá para que las personas que entran en contacto por primera vez con tu restaurante a través de las redes sociales sepan todas las opciones disponibles.

Tus clientes deben conocer todas las opciones para disfrutar de tus platos.

17. Anuncia los días de cierre

Si tienes un día de descanso fijo a la semana, informa de que vas a estar cerrado. También anuncia los días de cierre por festivos o vacaciones. Tus perfiles sociales deben contener toda la información útil para tus clientes y así evitar sorpresas y decepciones.

18. Piensa en clientes con necesidades especiales (¿tienes opciones vegetarianas, sin gluten, veganas?)

No hace falta ser un restaurante especializado para poder satisfacer las necesidades de personas con necesidades nutricionales especiales ¿Hay platos de tu carta que no contienen carne? ¿Usas ingredientes orgánicos para alguno de tus postres? Informa a través de tus perfiles sociales y sé, de paso, un poco más inclusivo.

19. Atención a tus bebidas (vinos, cervezas, cócteles, etc.)

En un restaurante se come, pero también se bebe. Enseña tus vinos, tus cervezas, presume de batidos, cócteles, licores… en definitiva, enseña tus bebidas. Aquí también entra el punto del maridaje: si sabes que un plato combina bien con una bebida determinada, no dejes de proponerlo en tus redes sociales.

20. Comparte lo que pasa entre bambalinas

El cliente solo ve lo que pasa en la mesa, pero un restaurante es un hervidero de actividades que pueden dar mucho juego en redes sociales: muestra tu cocina, la reunión del equipo, la compra en el mercado, la visita del proveedor. Te ayudará a ponerle un punto humano, natural y espontáneo a tu restaurante.

Tus visitas al mercado, un ejemplo de este tipo de contenidos.

21. Aprovecha los acontecimientos deportivos

Los eventos deportivos se viven mejor en compañía y, si tu restaurante tiene una televisión instalada, pueden ser una excusa perfecta para reunir a un grupo de amigos en torno a la mesa. Anuncia los partidos importantes e informa de que se podrán ver en tu restaurante.

Los deportes generan mucho interés.

22. Celebra tus hitos

Los logros hay que celebrarlos, porque nos hacen felices y, además, porque son una prueba de cara a nuestros clientes de tu dedicación. Si llegas a los 1,000 seguidores en Facebook, festéjalo, si cumples 10 años abierto, festéjalo, si te han dado un premio, festéjalo. No dejes pasar ninguna oportunidad de celebrar los buenos momentos.

Tus éxitos no pueden pasar desapercibdos.

24. Crea un menú online fácil de consultar y compartir

Debemos tener una versión web de nuestro menú que sea fácil de consultar y debemos enlazarla en cada uno de nuestros perfiles para que la gente pueda saber qué ofrecemos de un vistazo. También es un buen enlace para añadir en nuestros posts con frecuencia para que la gente pueda consultarlo. Facilita el acceso a la información sobre el restaurante.

Ten disponible tu menú en PDF o en formato HTML.

25. No tengas miedo de repetirte

No pasa nada porque repitas contenidos de vez en cuando. El alcance de cada publicación es limitado, sobre todo en Facebook, así que mucha gente no lo verá la primera vez que lo publiques. Vuelve a compartir aquellos posts que hayan tenido un mejor rendimiento si siguen siendo relevantes.

El reciclaje también es bueno en el marketing de contenidos.

26. Contesta a todas las reseñas

Las reseñas de clientes en plataformas como Google, Facebook o TripAdvisor han adquirido una importancia enorme para los restaurantes en los últimos años. La mejor manera de estimular las reseñas positivas es ofrecer un buen servicio, por supuesto. Sin embargo, también podemos ayudarnos un poco y, por ejemplo, animar a los clientes satisfechos a que nos dejen una buena valoración.

Sea positiva o negativa, una reseña siempre requiere una respuesta.

Los que sí debemos procurar hacer siempre es responder a las reseñas, agradeciendo las alabanzas, reconociendo las críticas constructivas y refutando con mucho tacto y educación, si es que procede, las críticas destructivas e injustas. Si el público ve que detrás del restaurante hay gente que se preocupa por su servicio y por su imagen, se fiarán más a la hora de escogerte.

Conclusión

Espero que esta guía os sea útil para crear contenidos en las redes sociales de vuestros restaurantes. Seguro que vosotros tenéis otra muchas ideas ¡me encantaría conocerlas! Puedes compartirlas en los comentarios o iniciando una conversación en Twitter o Facebook.

Ánimo con vuestros esfuerzos en redes sociales y muchos éxitos.

El truco que siempre funciona en SEO

El truco que siempre funciona en SEO

Las verdades en el SEO suelen durar poco, lo que tardan los ingenieros de Google en ajustar el algoritmo y cargarse de un manotazo a todas las webs que habían encontrado la manera de engañar al sistema. Los trucos en SEO siempre tienen fecha de caducidad.

Bueno, todos los trucos menos uno:

La estrategia SEO más rentable a largo plazo es crear una buena experiencia para tus visitantes.

Dicho así no parece muy revolucionario, pero es la clave. Larry Page, cofundador de Google, describió una vez al motor de búsqueda perfecto como “algo que entiende exactamente lo que quieres decir y te devuelve exactamente lo que deseas”.

Y ¿qué deseas que te devuelva Google cuando buscas algo? Deseas que te devuelva una página que cargue rápido, que tenga una navegación intuitiva, que use tecnología fiable y estable, que esté siempre disponible y no se caiga, que tenga un diseño agradable, en definitiva, deseas que te devuelva calidad.

Es evidente con cada nuevo algoritmo Google está intentando recompensar la calidad y penalizar a aquellos que buscan engañar al buscador usando trucos que les permitan tener un buen ranking sin realmente merecerlo. Y eso significa que a la larga los sitios que ganarán serán aquellos que antepongan la calidad de su experiencia web a las ganancias momentáneas que les genere el último truco del oficio SEO.

El black hat, “pillado” por los algoritmos

Hay un montón de casos en la historia del SEO que marcan esta tendencia de Google hacia la recompensa de la calidad y la penalización de los abusos. Se me ocurren unos cuantos:

  • Keyword stuffing: repetir palabras en el texto de la página o en las meta-tags de una manera excesiva e irrelevante con el objetivo de obtener un buen ranking en búsquedas que contengan esas palabras.
  • Duplicar contenidos: copiar partes sustanciales de los contenidos de otra página web.
    Ejemplo: una página que copia un artículo de alta calidad de otra para generar más tráfico.
  • Blog spamming: publicar comentarios en blogs de manera automática para incrementar el número de enlaces entrantes.

  • Link farms: buscar enlaces desde otros sitios no relacionados con el tuyo y de baja calidad con el objetivo de mejorar rankings.
  • Contenido oculto: una de las técnicas Black Hat más usadas en los primeros tiempos del SEO, existen muchas maneras de practicarla pero el concepto básico es crear contenido que no será visible para el visitante humano (por ejemplo haciéndolo del mismo color que el fondo) y que sí será escaneado por los motores de búsqueda.
    Ejemplo: este simple código CSS colocará todo el texto al que se lo apliques fuera de la vista
    hideme {
    position : absolute;
    left : -1000px;
    }

Todas estas técnicas y los que las han usado lo han acabado pagando, o bien porque Google los ha “pillado” con la introducción de nuevos algoritmos o bien porque no se preocupan en absoluto de la experiencia de usuario.

Una web = proporcionar un servicio

Hay un montón de maneras legítimas de ganar visibilidad en los resultados orgánicos de Google (SERPs) y de otros motores de búsqueda. Hacerlo de este modo lleva tiempo pero tiene unas probabilidades de llevar a un éxito a largo plazo mayores que los remedios rápidos.

Sobre todo hay que recordar que el objetivo final es proporcionar un servicio a los visitantes. Si no perdemos esto de vista, el éxito acabará llegando. [/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

El Marketing de Contenidos es una carrera de fondo

El Marketing de Contenidos es una carrera de fondo

Todos los que nos dedicamos al marketing lo sabemos: los clientes quieres resultados rápidos. Es un deseo lógico, pero que en el caso del marketing de contenidos lleva al fracaso.

¿Por qué?

Porque el marketing de contenidos no es un sprint sino una carrera de fondo.

Cuando visitamos un canal de YouTube con millones de suscriptores, podemos pensar que el éxito les llegó después de subir el primer vídeo. Nunca es el caso.

En el marketing de contenidos, el éxito viene de la constancia, de la experimentación y de la creatividad. No hay trucos, ni atajos.

Publicidad vs Marketing de Contenidos

En la caja de herramientas del marketing digital sí que hay un atajo para conseguir resultados inmediatos. La publicidad.

Google estará encantado de que pagues por estar en la parte de arriba de las búsquedas para tu palabra clave más rentable. Facebook te pondrá una alfombra roja para que te pasees por el timeline de tus clientes potenciales.

La publicidad puede ser una herramienta potentísima. Pero sólo si conseguimos medir con precisión el retorno de inversión. Si sabemos con seguridad que, invirtiendo 100 euros en publicidad, sacamos 120, las matemáticas salen.

Pero si tu publicidad no es tan efectiva, el sprint te puede salir muy caro.

El marketing de contenidos, entendido como la creación y distribución de contenidos útiles y relevantes con objetivos comerciales, tiene una ventaja fundamental sobre la publicidad. Sus resultados perduran en el tiempo.

Una buena página web, con una explicación clara de producto o unos vídeos explicativos en YouTube y Facebook que respondan a las principales preguntas de nuestros clientes, por poner dos ejemplos de acciones de marketing de contenidos, van a generar exposición a nuestra marca y productos de manera natural y prolongada. Y esta exposición no va a depender de ningún pago.

Pero estos resultados llevan tiempo. Crear una página web con contenidos relevantes y constantemente actualizada es un trabajo continuado durante años. Construir un canal de YouTube exitoso supone mucho esfuerzo, trabajo y constancia.

Publicidad + Marketing de Contenidos

Por supuesto, si disponemos de los medios para combinar publicidad y marketing de contenidos ¿para qué elegir? Los dos canales son totalmente complementarios. La publicidad va a darle más exposición a nuestros contenidos y nuestros contenidos van a reforzar la relevancia y calidad de nuestros mensajes publicitarios.

Si, cuando la gente hace clic en un enlace de AdWords, aterriza en una página de calidad con un montón de contenidos útiles, la probabilidad de conversión será mucho mayor.

Por favor, no abandones

La razón por la que escribo este post es porque he visto a mucha gente abandonar estrategias de marketing de contenidos que iban por el buen camino, por falta de resultados rápidos.

Es una pena.

En un Reddit sobre YouTube, algunos creadores compartieron el tiempo que les había llevado construir sus audiencias:

Jogwheel

  • 100 … un año.
  • 1,000 … 14 meses.
  • 10,000 … dos años.
  • 100,000 … tres años.
  • 1,000,000 … ocho años.

DJ Ravine

  • Empezó en 2007.
  • 50,000 suscriptores en 2010
  • 100k a finales de 2012
  • Alcanzó 200k a finales de 2013
  • Actualmente 495k

Se trata de dos canales de éxito pero que tardaron años en conseguir construir una audiencia.

Termino mandando un mensaje a todos aquellos que estéis siguiendo una estrategia de marketing de contenidos:

¡No abandonéis! La meta es el camino.

Happy Marketing!

Pin It on Pinterest