Un blog corporativo es una herramienta de Content Marketing muy poderosa que puede ayudar a tu empresa o marca a establecer su autoridad en un campo determinado y a ganar visibilidad entre su público objetivo de un modo orgánico. La gran ventaja de un blog corporativo sobre las formas tradicionales de publicidad está en el hecho de que no se trata de publicidad. Un blog es, o debería ser, una fuente de información de calidad al que la gente interesada en un tema específico acuda para profundizar o resolver sus dudas.

De este modo, el contacto con tu público objetivo no se produce en el marco de un impacto publicitario no deseado, sino que el propio cliente potencial te ha buscado y se ha beneficiado de encontrar la respuesta a una pregunta o, simplemente, un contenido interesante.

Si ya has creado tu blog corporativo, ahora lo que quieres es incrementar el tráfico que recibe. En este artículo comparto algunas de las técnicas que han tenido un impacto muy positivo en el tráfico de los blogs corporativos que manejamos en Munxe.

Elige temas relevantes para tus posts

Tenemos que identificar las necesidades de la audiencia de nuestro blog -nuestro público objetivo- y crear posts con información que satisfaga esas necesidades.

Una de las maneras más efectivas de identificar temas interesantes es preguntarles directamente a nuestros clientes o a las personas de nuestra empresa que más contacto tengan con ellos como, por ejemplo, el departamento de atención al cliente o el equipo comercial. ¿Qué preguntas son las más frecuentes en el centro de atención telefónica? ¿Qué parte de nuestros productos o servicios genera más dudas?

Si sabemos qué preguntas se hacen nuestros públicos y creamos contenidos que respondan a esas preguntas, estaremos muy cerca del éxito y de conseguir un montón de tráfico de clientes potenciales.

Crea una estrategia de link building

Lo más importante son los contenidos, pero un empujoncito SEO para figurar en más búsquedas de Google no viene mal nunca. Una manera relativamente sencilla de darnos ese empujoncito es pedirles a otras empresas colaboradoras, proveedores o clientes que enlacen con nuestros contenidos para que Google nos identifique como una fuente de autoridad.

No hay que abusar de esta técnica porque puede volverse en nuestra contra si Google percibe que estamos cayendo en el spam. Tenemos que procurar que los enlaces entrantes a nuestro blog vengan de páginas que tengan algún tipo de relación temática, es decir, que sean enlaces que tengan sentido.

Crea una lista de envío por email

En Munxe nunca nos cansamos de decir que el email funciona. Es la mejor manera de mantener una relación repetida y continuada con esa parte de tu audiencia que está más interesada en tu área de conocimiento.

Para crear una lista de envío en nuestro blog debemos crear como mínimo un formulario de suscripción en nuestro blog. Una manera de echar a andar con nuestro newsletter es pedirles consentimiento a nuestros clientes, proveedores, amigos y familiares para incluirles en la lista de envío. Nos servirá para arrancar y también como caldo de cultivo para el crecimiento orgánico ya que estos suscriptores compartirán tus contenidos y los expondrán a un público mayor.

Aunque el propósito principal de un blog corporativo no debe ser comercial, el newsletter es un lugar ideal para incorporar de manera discreta información sobre servicios, es un espacio que se presta más a ello. Incluye también tu información de contacto para que cualquier cliente potencial sepa siempre cómo contactar.

Fomenta la colaboración de tu equipo

Los mejores contenidos en los blogs corporativos siempre vienen de la gente que más sabe sobre un tema. Por lo tanto, debes animar a los miembros de tu equipo a que escriban sobre las áreas de conocimiento que más dominen. Si tienes un departamento legal, pídeles que escriban artículos con una visión legal sobre los temas habituales de tu blog, si tienes un departamento de IT, anímales a que compartan trucos o tutoriales que tengan relación con el tema principal de tu blog.

Un ejemplo: si tienes un blog sobre energías renovables, tu departamento legal se puede encargar de crear artículos sobre la legislación sobre instalaciones doméstica, tu departamento de ingeniería sobre el rendimiento energético y tu CMO se puede encargar de los aspectos éticos o sociales subrayando los beneficios de la energía limpia.

La clave para el éxito es la calidad y la diversidad de los contenidos y para ello, debemos hacer que la creación de contenidos sea una responsabilidad compartida entre departamentos.

Conclusión

El content marketing es una carrera de fondo, como ya hemos comentado en este blog. Así que espera mucho trabajo duro y mucho ensayo y error con tu blog corporativo, en el medio y largo plazo empezarás a recoger los resultados. El blog corporativo ayudará a tu marca a reforzar su posición como autoridad dentro de tu campo, creará un contacto habitual con tus públicos existentes que reforzará tu imagen y ayudará a que nuevos públicos te descubran de manera natural.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe los últimos contenidos de Munxe Marketing Digital.

Te has suscrito con éxito

Pin It on Pinterest

Share This