Escribir en un blog sobre el hecho de que los blogs ya no son lo que eran parece un poco paradójico, pero es cierto. La edad de oro de los blogs llegó allá por la segunda mitad de los 2000, cuando los smartphones todavía eran prototipos (el primer iPhone llegó en 2009), cuando Facebook y Twitter todavía eran startups y, sobre todo, cuando todavía conservábamos la capacidad de leer textos largos.

Recuerdo que, por aquel entonces, en 2008, creé mi primera página web y publiqué unas cuantas decenas de artículos sobre tecnología. Era una instalación WordPress (todavía sigo usándolo) y, casi desde el primer artículo, empezó a tener bastante tráfico desde Google e incluso tenía ¡comentarios de gente real!

Ah, los viejos tiempos en los que fuimos early adopters.

¿Por qué no ya no funcionan los blogs?

Ahora todo se ha vuelto más complicado. Prácticamente todas las técnicas que funcionaban antes ahora son historia.

Los lectores RSS que llevaban tráfico a muchos blogs y servían también como herramienta de descubrimiento se dejaron de usar poco a poco hasta que la desaparición de Google Reader les dio la puntilla.

Las redes sociales, que en principio servían como herramienta de promoción para blogs, pasaron a hundir el alcance orgánico de todos aquellos contenidos que no estuvieran alojados dentro de su propia plataforma. Facebook pasó de ser una generosa fuente de tráfico a ser un desierto en el que cualquier tipo de atención por parte del usuario se tiene que pagar a tocateja.

Y Google, aunque sigue siendo con mucha diferencia la mayor fuente de tráfico para blogs, va poco a poco encontrando más y más maneras de que encuentres lo que busques en la página de resultados sin que tengas que hacer click en los enlaces.

Los newsletter sí que funcionan

Lo único que no ha dejado nunca de funcionar ha sido el email. Y de ahí el título de este artículo: los newsletters se han convertido en los nuevos blogs. Más allá del newsletter como herramienta de marketing, su efectividad como vehículo de expresión para el blogger es Lo decía esta semana en Twitter, Benedict Evans al que conozco, precisamente gracias a su newsletter.

El email goza de muy buena salud a pesar de que es una de las formas de comunicación digital más antiguas. Según un estudio de Radicati Group, una empresa de investigación de mercados de Palo Alto:

“El uso del email sigue creciendo incluso mientras otros métodos de comunicación interpersonal como la mensajería instantánea, las redes sociales o el chat están obteniendo una fuerte adopción.”

Así que, una estrategia que funciona si tienes algo que contar es crear un newsletter. Con paciencia y esfuerzo, irás construyendo una audiencia. Y lo harás con la tranquilidad que da saber que tu tráfico no va a desaparecer de la noche a la mañana por una decisión ejecutiva tomada en un despacho de Silicon Valley.

La sofisticación de los newsletters

Una señal de la popularidad de los newsletters es su creciente sofisticación. Si en un principio, un blog se limitaba a mandar una lista de enlaces a artículos, hoy en día los newsletters se han convertido en piezas independientes que tienen valor por sí mismas llegando al límite de que algunos incluso no tienen ninguna publicación web por detrás en la que apoyarse.

Los newsletters de curación de contenidos en los que una persona se dedica a seleccionar los mejores contenidos para que los tengas listos, comentados y ordenados en tu bandeja de entrada son ya un género en sí mismos.

Los newsletters de actualidad también llevan un camino parecido y cada vez más tienen un lenguaje y unos contenidos propios distintos a los del periódico digital.

Y a través de donaciones y de publicidad, los newsletter están encontrando la manera de monetizar sus contenidos y de alcanzar una sostenibilidad que los blogs nunca llegaron a alcanzar.

Con los podcasts pasa algo muy parecido, pero eso es tema para otro post.

Algunos newsletter a los que estoy suscrito, su temática e idioma:

Benedict Evans – Noticias de tecnología (inglés)

Avinash Kaushik – Marketing y Analytics (inglés)

Thomas Baekdal – Marketing y medios (inglés)

Antonio Ortiz – Actualidad y cultura (español)

La Voz de Galicia – Noticias por sección y localización (español)

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe los últimos contenidos de Munxe Marketing Digital.

Te has suscrito con éxito

Pin It on Pinterest

Share This